¿Qué son las Criptomonedas?

December 13, 2019

Academia Monedero

¿Qué son las criptomonedas?

En nuestra sección qué es Bitcoin, explicábamos que ésta fue la primera criptomoneda lanzada al mercado en el 2009. Desde entonces, miles han sido los proyectos que implementan esta tecnología, con pocas o fuertes distinciones en estructura y funcionamiento. Veamos a continuación qué son las criptomonedas. 

Las criptomonedas son una nueva forma de dinero, que, a diferencia del dinero tradicional, no existe de manera física. Además, no son emitidas por un gobierno o banco central, lo que significa que los usuarios (al menos en el caso de las criptomonedas públicas) son los verdaderos dueños de su dinero. Para manejar esta nueva forma de dinero, los usuarios se valen de sus monederos (como Monedero.com) que son el equivalente a la cuenta bancaria del sistema financiero tradicional, desde donde pueden enviar o recibir fondos. 

Imagen: Richard Patterson en Flickr.com

Historia de las criptomonedas

La creación de las criptomonedas coincidió con la crisis financiera que explotó en el año 2008 y puso en evidencia la fragilidad del sistema financiero tradicional.

Nuestro sistema económico parecía dar tranquilidad al mundo. Sin embargo, había pasado por muchos cambios con el paso de los años, evolucionando desde el trueque al dinero en papel que estaba respaldado en oro. Este último, posteriormente se convertiría en dinero fiat, que es aquel que está respaldado solo por la confianza de los poseedores en la entidad bancaria que lo emitió.

La crisis del 2008 dejó en evidencia las prácticas de algunos bancos, que firmaban préstamos hipotecarios de dudoso cobro. Esto generó una crisis de liquidez, por lo que algunos gobiernos debieron “rescatar” a muchas instituciones financieras a nivel mundial. En consecuencia, miles de personas perdieron sus ahorros.

La crisis evidenció el peligro que un sistema monetario centralizado suponía para la economía mundial. Tanto los bancos como los gobiernos tenían la capacidad de generar dinero de la nada, y los usuarios se veían agobiados por altos intereses imposibles de pagar a largo plazo.

En el 2008, Satoshi Nakamoto presentó Bitcoin, una nueva propuesta de cambio político y social, que pretendía sustituir las entidades centralizadoras de la economía por una red de ordenadores.

Hasta entonces, solo conocíamos el dinero tradicional y los sistemas financieros tradicionales, como los bancos, para gastar nuestro dinero. Empresas como PayPal solo eran procesadores de pago que enviaban dinero a cualquier parte del mundo siempre y cuando agregaras saldo a tu cuenta mediante métodos bancarios convencionales. 

Bitcoin y las criptomonedas eran todo lo contrario, pues se trataba de dinero que podías gastar en todo momento, y no dependías de un banco o gobierno que pudiera afectar tu economía solo con una mala decisión. Además, sin una empresa de por medio a la que pagar altas comisiones, como en el caso de PayPal, las posibilidades de enviar dinero a través de internet se multiplicaron exponencialmente. 

En los años posteriores, muchos fueron los usuarios que descubrieron las enormes ventajas que les ofrecía una nueva forma de dinero, y las criptomonedas se hicieron cada vez más populares.

Características de las criptomonedas

Aunque las criptomonedas pueden haber sido creadas con finalidades muy diferentes, existen características comunes entre ellas. Veamos cuáles son:

  • Descentralización: La mayoría de las criptomonedas son descentralizadas, lo que significa que no dependen de ningún gobierno ni control central como bancos o empresas, sino de un mecanismo que funciona con miles de computadores conectados.
  • Operabilidad: Las criptomonedas funcionan durante los siete días de la semana y las 24 horas del día.
  • Seguridad: Todas las transacciones se llevan a cabo en la blockchain y se actualizan en tiempo real. Al estar distribuida, la información no puede ser modificada por agentes externos o sin el consenso de todos los actores de la red.
  • Finitas: La mayoría de las criptomonedas poseen un suministro predecible desde su creación. No dependen de un banco o gobierno para su emisión, al contrario de lo que ocurre con el dinero tradicional. 
  • Transparencia y anonimato: Algunas criptomonedas son públicas, como Bitcoin, lo que quiere decir que las transacciones se registran en un libro contable (la blockchain) que todo el mundo puede verificar sin necesidad de mostrar la identidad de las partes. Algunas (como Monero o Zcash) incluso son anónimas, y nadie puede ver los movimientos de tus fondos.
  • Sin fronteras: Las criptomonedas no son emitidas por ningún país en específico, por lo que no existen barreras geográficas para utilizarlas. 

Ventajas de las criptomonedas frente al dinero tradicional

Son muchas las ventajas que ofrecen las criptomonedas en relación al dinero tradicional. Veamos algunas de ellas:

El uso de las criptomonedas es rápido. Además, no incluye las comisiones que aplican los bancos por gastos de mantenimiento de cuentas y emisión de dinero. Por lo general, usarlas solo implica una comisión más bien baja, que se paga a los actores que mantienen en funcionamiento la red de cada criptomoneda.

Imagen: Marco Verch en Flickr.com

Las criptomonedas son apolíticas, lo que quiere decir que son inmunes a la interferencia o presión de los gobiernos en su emisión.

El uso de un registro público auditable (la cadena de bloques o blockchain) forza una mayor transparencia en comparación con servicios tradicionales centralizados, lo que podría reducir el fraude a largo plazo.

El protocolo, es decir, el código con el que funciona cada criptomoneda, es aplicable a otros usos, que no solo tiene que ver con el dinero, sino con el registro de la información en múltiples ámbitos.

La mayoría de las monedas tradicionales, a lo largo de la historia, no han terminado bien, debido a la sobre expedición, la devaluación o acontecimientos externos (guerras, etc.). No obstante, un sistema digital limitado, como el de las criptomonedas, tendrá un valor duradero. 

Tipos de Criptomonedas

Desde que Bitcoin fue creado por Satoshi Nakamoto, no han dejado de surgir nuevos proyectos similares. Las modificaciones que incluyen estos proyectos varían según el esquema de negocios y el mercado al cual se quiere llegar. 

Actualmente, CoinMarketCap, uno de los sitios más visitados para el monitoreo de las criptomonedas, incluye nada más y nada menos que los datos de 2016 criptomonedas.

Sin embargo, no todas las criptomonedas son iguales. Aunque no existe ninguna forma oficial de categorizarlas, la mayoría de criptomonedas han sido creadas copiando el código fuente de bitcoin. Por ello, se denominan altcoins. Entre las más conocidas se encuentran Ethereum, Dash, Monero, Zcash, Litecoin entre otras. 

La mayoría de criptomonedas tienen su propia cadena de bloques para operar, que es distinta, en algunos aspectos, a la de Bitcoin. 

Qué son los tokens

Otras criptomonedas dependen de una cadena de bloques que no es propia. Son los llamados tokens, y no son específicamente dinero sino la representación de un contrato. Esto significa que pueden ser la representación del derecho que se tiene sobre un activo o incluso un método de pago para un bien en específico. 

Imagen: QuoteInspector.com en Flickr.com

Generalmente, los tokens se construyen sobre Ethereum, aunque también hay otras opciones para desarrollar como Tron y NEO.

Para que los tokens funcionen, hace falta que existan contratos inteligentes. Se trata de programas informáticos que se ejecutan y cumplen automáticamente una acción determinada, sin la necesidad de que haya terceros que comprueben que las condiciones del contrato se han cumplido.

Ethereum introdujo el concepto de transferencia de valor mediante los contratos inteligentes, y esto hizo que la fiebre del oro migrara hacia protocolos y aplicaciones descentralizadas (dApps) en los últimos años.

Ahora ya no solo puedes transferir valor como dinero por medio de las criptomonedas, sino que gracias a protocolos generales, la idea de transferencia de propiedad y ejecutar contratos sin intermediarios es una posibilidad. Los protocolos conocidos como ERC-20  de Ethereum y TRC-20 de Tron (básicamente una copia mejorada de los ERC-20), hicieron esto posible.

Además, la interoperabilidad se volvió la norma en las nuevas plataformas blockchain. La idea era crear una interfaz amigable y única que se pudiese tomar para cualquier aplicación y que garantizase la interoperabilidad entre tokens. Qué sentido tendría programar de forma diferente para cada uso específico en cada plataforma diferente si puedes hacerlo en un mismo lenguaje universal.

Algo similar a lo que ocurrió con las computadoras en sus inicios, donde cada equipo tenía un lenguaje diferente para cada aplicación, el concepto de los tokens ERC-20 es esencialmente permitir un mismo lenguaje para TODOS y para TODO.

Ethereum no es el único que permite que otras plataformas usen su infraestructura para generar casos de uso real como aplicaciones descentralizadas o monederos multidivisas; Tron y NEO también son una opción para los desarrolladores y usan procesos similares.

Existen varias plataformas blockchain y cada una tiene su propia criptomoneda para ser utilizada en su red. 

Monederos simples y multimoneda

Las criptomonedas son creadas en cada una de las blockchain bajo un protocolo de consenso único y con un lenguaje de programación particular que les permite funcionar para el caso de uso bajo el cual esté diseñado. Así hay criptomonedas enfocadas en pagos como Ripple, otras en organizaciones, como Maker-DAO, o casos como IOTA con su token para Internet de las Cosas.

La gran mayoría de las criptomonedas no puede funcionar en una cadena de bloques que no sea para la que fue creada, por eso observamos que las direcciones muchas veces son diferentes y  que el envío de fondos cruzados entre cadenas distintas no es posible en la mayoría de los casos. Por ejemplo, usted no puede enviar Bitcoin a una dirección de Ethereum o viceversa.

Normalmente, cuando una criptomoneda es lanzada al mercado, viene acompañada de su propio monedero. Así encontrarás monederos dedicados exclusivamente a un solo proyecto, que solo admiten enviar y recibir sus propias monedas, así como otras soluciones más versátiles llamadas monederos multimoneda, que permiten administrar cualquier cantidad de criptomonedas posibles dentro de una misma aplicación. Entre ellos se encuentra Monedero.com

Es importante que tengas en cuenta que el envío y recepción de fondos debe hacerse a la dirección correcta para evitar la pérdida de fondos. Y recuerda seleccionar un monedero adecuado al uso que vayas a darle, no todos los monederos soportan todas las criptomonedas existentes en el mercado.

¿Cómo accedo a las criptomonedas?

Existen varias formas de hacerte con tus primeras criptomonedas:

Minería

Consiste en la utilización de un equipo especializado con conexión a internet, que se encarga de validar las transacciones y descubrir nuevas criptomonedas. En palabras más sencillas, significa dejar tu equipo conectado y encendido todos los días para que resuelva problemas matemáticos automáticamente y que puedas recibir recompensas a cambio en criptomonedas.

Imagen: Richard Patterson en Flickr.com

Ante la creciente popularidad de las criptomonedas, opciones como minería web salieron al mercado, con el fin de permitir a los usuarios menos experimentados obtener ganancias sin adquirir equipos costosos. La minería web consiste en alquilar el poder de procesamiento de una empresa de minería que te cobrará una tarifa y tú recibirás una fracción de la recompensa de minería de estos equipos. Algunos ejemplos sitios de minería web son: Nicehash, Genesis Mining y Hashflare.

Plataformas de intercambio

Los populares exchanges o casas de cambio de criptomonedas son una de las formas más usadas para obtener criptomonedas. Los usuarios solo deben registrarse para adquirir sus primeras criptomonedas a través de sus cuentas bancarias o con tarjetas de crédito tradicionales. 

Para que la compra sea segura, debes asegurarte que la plataforma a usar esté acreditada por una comunidad de usuarios que de fe de su buen funcionamiento, para evitar pérdidas de fondos por estafas, hackeos, o cierres de la plataforma.

Algunos de los intercambios más usados para adquirir tus primeras criptomonedas con dinero convencional son Binance, Coinbase, Uphold y Paxful. 

Intercambio entre pares

El intercambio entre pares fue la primera forma en que la comunidad pudo adquirir sus primeras criptomonedas. Los métodos son muchos, desde ir a una cafetería y contactar algún amigo que vendiera algunas monedas directamente mediante su smartphone, pasando por visitar foros en internet hasta comercializar en sitios específicos para ello. 

Entre estos últimos se encuentra el mundialmente conocido Localbitcoins, donde la plataforma sirve de intermediario, y a través de un depósito en garantía, se pueden comprar o vender criptomonedas directamente entre usuarios.

Otras plataformas para el intercambio entre pares son LocalEthereum y LocalBitcoincash.

Recibir pagos en criptomonedas

Cada vez es más popular recibir pagos por la venta de bienes y servicios a cambio de criptomonedas. Muchos profesionales utilizan con mayor frecuencia el pago de sus honorarios con criptomonedas, e incluso se han creado portales para trabajo freelancer a cambio de criptomonedas. Algunas opciones son XBTFreelancer, Jobs4bitcoins y Cryptogrind.

Igualmente, cada vez es mayor la cantidad de comercios que reciben criptomonedas como método de pago, especialmente en los países amigables con esta tecnología. En el mercado existen procesadores de pago especialmente diseñados para estos comercios, entre los que encontramos CoinPayments, BitPay y CoinGate.

Otros métodos 

Existen otras opciones online para obtener tus primeras criptomonedas. Desde juegos online que dan criptomonedas como recompensa hasta el pago de ciertos proyectos en sus fases de inicio por probar y promocionar su tecnología. Aunque debes tener cuidado, porque muchas opciones pueden ser fraudulentas y robar tus datos personales.

Entre las faucets, que son sitios web que te dan pequeñas recompensas a cambio de completar pequeñas tareas o ver anuncios, encontramos que una de las más populares es FreeBitcoin.

Los airdrops y Giveaway, por su parte, son recompensas que los proyectos dan a sus usuarios tempranos con el fin de promocionarse. AirdropAlert se especializa en “cazar” este sistema de recompensas.

Recuerda que para utilizar cualquiera de estos modos de obtener criptomonedas necesitarás elegir un monedero, y si se trata de Bitcoin o tokens ERC-20, tu mejor opción será Monedero.com.

Imagen principal: Worldspectrum en Pexels.com

Related Posts

¿Qué puedo comprar con Bitcoin?

¿Qué puedo comprar con Bitcoin?

Si eres de quienes se preguntan “¿qué puedo comprar con Bitcoin?” has llegado al sitio correcto. Hoy aprenderás qué tipo de bienes y servicios pueden adquirirse con esta criptomoneda alrededor del mundo. Bitcoin como método de pago En el libro blanco de Bitcoin,...

¡Protege tu inversión de las bromas de abril!

¡Protege tu inversión de las bromas de abril!

CoinMarketCap registró el "Token de papel higiénico" (TPT) en el tope de su lista, como parte del día de las bromas de abril. Aunque la broma ha sido muy bien recibida por la comunidad, no olvidamos los muchos tokens que han resultado verdaderas shitcoins, llevándose...

Cómo minar Bitcoin de manera sencilla

Cómo minar Bitcoin de manera sencilla

Bienvenido a una nueva guía de Academia Monedero. En esta oportunidad, aprenderás con nosotros cómo minar bitcoin y cómo elegir el tipo de minería que mejor se adapte a tus necesidades: minería de hardware o minería de Bitcoin en la nube. Primeros pasos: Determina...