¿Cuál es el valor de Bitcoin más allá de su precio?

March 11, 2020

Academia Monedero

Muchos inician en el mundo de Bitcoin atraídos por la promesa de una ganancia segura sin mucho esfuerzo. Sin embargo, Bitcoin es algo mucho más que una criptomoneda en la que invertir apostando por un lucro futuro. En el artículo de hoy, aprenderemos cuál es el valor de Bitcoin más allá de su precio.

Al navegar por la Internet, una de las primeras cosas que leemos sobre Bitcoin suele ser que su precio sube y baja constantemente. Sin duda, es algo que puede atraer a nuevos inversionistas, pero es un riesgo que también puede resultar bastante disuasivo para muchas personas.

De hecho, debe desconfiarse de cualquier promesa de dinero fácil y rápido, siempre. Bitcoin no es un activo con el que solo se puede especular.

Quienes se niegan más a la adopción de Bitcoin son muchos “especialistas” que pregonan la muerte de la criptomoneda cuando hay tendencia bajista, o supuestamente ponen en evidencia que se trata solo de una “burbuja financiera” cuando hay tendencia alcista. Ellos son quienes han creado una matriz de opinión negativa en torno a las criptomonedas que lamentablemente muchas personas siguen creyendo a once años de su creación. Sin embargo, es importante tener claro que el precio de Bitcoin no es lo único que determina su valor.

Bitcoin es dinero

Como viste anteriormente en el artículo qué es Bitcoin, se trata de la primera criptomoneda, una red entre pares descentralizada que no pertenece a ningún gobierno, empresa o entidad central que tenga control sobre ella. Pero, también se puede resumir la definición de Bitcoin diciendo que se trata de dinero.

El dinero es lo que se acepta como método de pago a cambio de un servicio o bien de cualquier tipo. Además, se espera que el dinero sirva como unidad de cuenta y depósito de valor.

El dinero está íntimamente ligado a su aceptación como método de pago, y de allí deriva su valor. Si una moneda no es aceptada para ser intercambiada por bienes y servicios no tiene ningún valor. Por esta razón es que todos tenemos la sensación de que los dólares, euros, pesos, entre otros, “existen”: los utilizamos a diario como retribución por la fuerza de trabajo y para comprar o vender cosas.

Pero, lo cierto es que la economía tradicional está basada en pedazos de papel y monedas que representan la fe que los ciudadanos mantienen en sus gobiernos. El dinero actual no está respaldado en ningún activo, sino en la voluntad de los Estados.

Cómo surgió el dinero tradicional

Para comprender mejor cómo funciona esa especie de ilusión que son los billetes y monedas actuales, debemos repasar un poco la historia del dinero.

Lo primero que utilizaba el ser humano para sus relaciones comerciales fue el trueque, o el intercambio de un bien que se tenía en exceso por otro que hacía falta (en relaciones de equivalencia que no quedaban del todo claras). Luego, se ideó el dinero mercancía: bienes que tienen el mismo valor como unidad de monetaria que como mercancía y son divisibles, duraderos y transportables. Para este fin se usaban desde metales preciosos hasta sal (de donde proviene la palabra “salario”) y la pimienta (origen de la expresión “pago en especie”).

Luego, se acuñaron monedas de oro y plata, para eliminar la necesidad de comprobar la pureza de los metales con cada intercambio. Posteriormente, nacieron los billetes, una representación de metales preciosos que eran custodiados por quien emitía el boleto.

valor-de-bitcoin-fiat
Imagen: Philip Brewer en Flickr.com

Este sistema fue bastante duradero, y evolucionó en el Patrón Oro, que establecía una equivalencia entre la moneda y las reservas de metales preciosos que poseía el banco central.

Esto fue así hasta la década de los 70, cuando las monedas que se intercambian a diario en nuestros países dejaron de estar respaldadas y pasaron a ser dinero fiduciario, que es el dinero basado en la confianza (fiduciario viene de la raíz latina fides que significa fe o confianza).

La moneda fiduciaria representa la riqueza aparente de la comunidad que emite la moneda y la fe en la futura aceptación que inspira (crédito). Aunque no es lo mismo, los dólares, euros, pesos y otras monedas también son fíat, o dinero que es emitido y controlado por un Estado con un fin específico.

Las leyes de un país determinan cuál es el tipo de dinero que se utilizará oficialmente en el territorio. Los bancos centrales, bajo la voluntad del Estado, son quienes regulan la política monetaria. Para ello, emiten (cuando quieran y como quieran) nuevos billetes para manejar la economía del país. Como consecuencia, si las políticas económicas del gobierno y del banco central no son las adecuadas, la sociedad puede verse perjudicada por medio de la inflación.

La inflación es la pérdida de valor o poder adquisitivo del capital, pues con la misma cantidad de dinero se pueden comprar menos cosas.

Bitcoin y la tecnología en la que se basa (lo que es una blockchain) se creó para enfrentar esto. No se trata de una moneda que funcione por decreto y tampoco según la voluntad de una entidad emisora, pues cualquiera es libre de unirse a su red. Esta criptomoneda ha sido programada para que después de que se extraiga el Bitcoin número 21 millones, el sistema no produzca más, y por lo tanto no pueda existir inflación sino deflación, lo que significa que con el paso del tiempo cada bitcoin valdrá más.

Cuál es el valor de Bitcoin

Es un hecho que el precio de Bitcoin sube y baja constantemente. Esto se debe a que todavía es un mercado relativamente pequeño y aunque a diario se consolida y se genera mayor demanda institucional, todavía falta mucho camino para que se estabilice su precio.

Tanto la falta de liquidez como la especulación afectan el precio de Bitcoin y generan inestabilidad. Sin embargo, los críticos que califican a Bitcoin como algo negativo suelen estar cortos de miras. En realidad, el valor de Bitcoin se ubica más allá de su precio.

Puedes consultar cuáles son los factores que afectan el precio de Bitcoin aquí.

Como hemos dicho, el valor de Bitcoin se establece por la misma razón que el dinero tradicional. Representa un medio para adquirir bienes o servicios y para transferir valor. Pero a diferencia de la moneda fíat, el valor de Bitcoin está determinado por su código, que le brinda cualidades propias del dinero tradicional, pero amplía sus capacidades. Veamos cuáles son algunas de ellas:

Valor-de-bitcoin-monedero

El valor de Bitcoin se determina por su límite de emisión

Como hemos visto, el principal problema de las monedas tradicionales es que las entidades centrales pueden emitir una cantidad ilimitada, lo que ocasiona que su valor disminuya.

Como solo habrá 21 millones de BTC, su inflación es controlada. Además, a diario hay bitcoins a los que ya no se tiene acceso en pequeñas o grandes cantidades por error u olvido de la llave privada. Por ejemplo, se estima que existe más de un millón y medio de bitcoins que pertenecen a Satoshi Nakamoto y que se consideran perdidos para siempre, si el creador de la criptomoneda no decide moverlos nunca. Esto implica que Bitcoin tiende a la deflación, pues el suministro se ve disminuido con el paso del tiempo.

Bitcoin es portable

La moneda fiduciaria es portable solo si se lleva en territorios donde sea aceptada. Bitcoin, en cambio, es una criptomoneda muy portable en cualquier lugar del mundo, siempre que haya algún dispositivo con un Monedero Bitcoin que sirva para transferir bitcoins. La transferencia puede llevarse a cabo por medio de canales de comunicación satelitales, de radio o por internet.

También, en el mercado existen billetes de bitcoin de dos tipos. El primero no es más que carteras de papel similares a un billete, y el segundo integra un chip con un monedero. En ambos casos, los billetes contienen un valor en bitcoins preasignado que puede pasar de un dueño a otro sin necesidad de conectarse a la red.

Bitcoin es divisible

Cada bitcoin se puede dividir en muchas unidades más pequeñas, al igual que los dólares, euros, pesos, entre otros. La unidad de bitcoin más popular de ellas son los satoshis. Cada unidad de bitcoin es divisible en 100 millones de satoshis y un satoshi es el equivalente a 0.00000001 BTC. Como el código de Bitcoin es versátil, la divisibilidad de la criptomoneda podría aumentarse en un futuro, de ser necesario.

Bitcoin es programable

La divisibilidad de Bitcoin no es lo único que puede modificarse con el tiempo si existe consenso entre sus usuarios. La escalabilidad de la criptomoneda puede garantizarse mediante la inclusión de nuevas características (como SegWit, por ejemplo) y soluciones de segunda capa (como Lightning Network) para mejorar su funcionamiento.

Bitcoin es perdurable y siempre está disponible

Los billetes y monedas tradicionales tienden a deteriorase con el tiempo y el uso. Además, si la plataforma bancaria donde tenemos nuestros fondos presenta algún tipo de problemas, no podremos hacer ningún tipo de movimiento electrónico con el dinero.

Los bitcoins, en cambio, no pueden deteriorase mediante el uso constante, pues no existen físicamente. Además, la red siempre estará disponible. Si ocurre un escenario en el que una cantidad de nodos dejen de estar en funcionamiento (como un desastre natural, por ejemplo), basta con que exista un equipo en algún lugar del mundo con una copia de la cadena de bloques, para que la red siga funcionando.

La adopción de Bitcoin no tiene límites

Aunque es cierto que la cantidad de comercios y personas que utilizan Bitcoin es limitada, ésta continúa en aumento. Y lo mejor de ello es que esta adopción no se ve restringida por una entidad central que decida quiénes son aptos para usar la criptomoneda o no.

Además, muchas personas y comercios en el mundo reconocen que la criptomoneda funciona mucho mejor que el dinero tradicional como método de pago y están dispuestos a adoptarla. Por ello, la principal barrera de adopción de bitcoin es la educación de sus posibles usuarios. Afortunadamente, son muchas las iniciativas gratuitas que se dedican a esta labor educativa, como Academia Monedero.

Bitcoin es accesible desde cualquier lugar

Basta con tener Internet y un Monedero para acceder a Bitcoin. No es necesario rellenar una planilla, consignar un montón de papeles y cumplir una serie de requisitos para ser elegible como usuario de Bitcoin.

Esto hace que la criptomoneda sea especialmente atractiva para la población del mundo que por condiciones regionales o sociales no tiene acceso a una cuenta bancaria con la que manejar su dinero.

Bitcoin es inmutable

Cuando una persona envía cierta cantidad de bitcoins a otra, la transacción se registra en la cadena de bloques. Cuando es confirmada por los mineros, la operación no puede ser borrada o modificada por ninguna de las partes, a diferencia de las transacciones bancarias que podrían ser devueltas por manipulación humana o por algún error del sistema. Esto garantiza que no se puedan falsificar los bitcoins y que no se incurra en doble gasto de ellos.

Bitcoin es transparente

Además de irreversibles, todas las transacciones que se realizan con Bitcoin pueden rastrearse por medio un explorador de bloques en cualquier momento. No existe nadie que pueda modificarlas, por lo que la red es completamente neutral.

Bitcoin es descentralizado

Bitcoin es de código abierto y cualquier persona puede utilizarlo o modificarlo, no como el dinero que un Estado controla. Además, cualquiera con conocimiento informático puede participar en el desarrollo de Bitcoin.

Pero, para que se añadan elementos al código, las propuestas primero se someten a un proceso de evaluación en el que participan los desarrolladores que más tiempo llevan contribuyendo. Si las propuestas resultan aprobadas pero representan cambios importantes a la red, la comunidad de usuarios vota si desea adoptarla o no utilizando la versión actualizada del software. Todo este proceso es independiente de lo que suceda en el mercado y cuál sea el valor de bitcoin en euros o dólares.

El valor de Bitcoin deriva de su seguridad                  

La tecnología que sustenta a Bitcoin tiene un historial de seguridad sólido y funciona perfectamente incluso después de más de una década de su creación. Los fallos de seguridad que se han descubierto han sido solucionados mediante actualizaciones de software, lo que hace más robusto su diseño y contribuyen a establecer el valor actual de un Bitcoin.

Algunas personas creen que a lo largo del tiempo “Bitcoin ha sido hackeado”, pero las violaciones de seguridad que han sido perpetradas contra usuarios de Bitcoin han comprometido a monederos, casas de cambio o a personas específicas, no a la red como tal.

De la misma manera en que si un banco sufre un robo de fondos y no se dice que el sistema monetario del país en el que opera se vio “hackeado” o ha fracasado, los robos y errores humanos que implican la pérdida de fondos de algunos usuarios no compromete el funcionamiento del software de la criptomoneda, por lo que no disminuyen el valor de un Bitcoin.

Bitcoin es un activo fungible

El dinero tradicional tiene problemas de fungibilidad. Por ejemplo, en algunos países un billete deteriorado vale menos que uno nuevo y lo mismo puede suceder según el historial que tenga. En cambio, el valor de un bitcoin, de una unidad de la criptomoneda, siempre será igual que otra, sin importar su historial o en manos de qué usuario esté la llave privada para acceder a él.

Reserva de valor

Algunas personas también prefieren utilizar la criptomoneda como una reserva de valor y no como un método de pago. Esto quiere decir que muchas personas optan por ahorrar su dinero en Bitcoins y no en moneda fiduciaria, como antes se hacía con el oro.

Así, en economías con altos niveles de inflación, el valor de un bitcoin en euros o dólares importa en tanto que se vuelve una forma de sortear las dificultades económicas de un individuo y su núcleo familiar.

Todas estas características distinguen a la criptomoneda del dinero tradicional y determinan cuál es el valor actual de un Bitcoin más allá de las fluctuaciones en su precio o las matrices de opinión negativas que puedan generarse a su alrededor.

Imagen principal: QuoteInspector en Flickr.com

Artículos Relacionados

¿Qué es DAI y cómo funciona?

¿Qué es DAI y cómo funciona?

Las criptomonedas estables o stablecoins han sido una solución muy popular para los usuarios de criptomonedas que temen a los efectos de la volatilidad en el mercado de criptoactivos. Sin embargo, las stablecoins están propensas a la centralización. Para solucionarlo,...

Cripto 101: Qué es DeFi

Cripto 101: Qué es DeFi

Recientemente, la cryptocomunidad ha estado hablando mucho acerca de DeFi. Pero ¿qué es DeFi y qué representa para un usuario común? Quédate con nosotros para saber más.  Como seguramente ya habrás notado, DeFi es una abreviatura y significa Finanzas...

Bitcoin faucet: cómo obtener Bitcoin gratis

Bitcoin faucet: cómo obtener Bitcoin gratis

Seguramente has visto en la web numerosas páginas o personas promocionando determinado Bitcoin faucet y no sabes de lo que están hablando. Hoy explicaremos qué es un faucet para bitcoin y cuáles son los más utilizados para que puedas conseguir bitcoin gratis. ¿Qué es...